Documentos necesarios para la compraventa de un local

Signatura documents

Una vez finalizada la búsqueda de un local comercial para nuestro negocio, llega el momento de preparar la documentación necesaria para la operación de compraventa. Nos referimos a una serie de trámites que debemos hacer y que culminan con la escritura que refleja la operación de adquisición del local. Hace falta mucha rigurosidad a la hora de comprobar que todo esté correcto porque algunos de estos documentos podrían revelar detalles que hasta aquel momento eran desconocidos y que podrían incluso parar la operación.

Como pasos previos a la escritura definitiva debemos tener en cuenta el haber solicitado a la parte vendedora una copia de la escritura notarial que demuestre que tiene la propiedad del local y donde aparezcan los datos relacionados con el Registro de la Propiedad. En el mismo Registro nos deberán haber proporcionado lo que se conoce como nota simple informativa del local, donde verificaremos que la propiedad está libre de deudas, embargos o cualquier otro tipo de carga. También deberemos comprobar que todos los pagos están al día y necesitaremos copia del último recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Cuando tengamos todos estos trámites superados, llegará el momento de acercarnos a una notaría -por ley solamente se puede hacer este trámite allí- para conseguir la escritura pública de la compraventa del local.

En la notaría nos podrán confeccionar la escritura pública a partir de ciertas informaciones y documentos totalmente imprescindibles. Una vez comprobadas la identidad, capacidad y legitimidad de las dos partes implicadas, el notario necesitará dos documentos: los datos catastrales del local y el certificado de eficiencia energética -contiene información sobre las características del local en referencia al ahorro de energía-. Por lo que hace a los impuestos y otras cargas es indispensable certificar que el pago del IBI está al día y que el inmueble está libre de deudas de comunidad o hipotecas. Si el local está en alquiler, también debemos certificar que la parte arrendataria no tenga preferencia para la adquisición. Además del precio de la compraventa y de los medios de pago, la escritura también recogerá una advertencia sobre las obligaciones fiscales que genera el local, como los impuestos o la plusvalía municipal.

Una vez hecha la escritura pública del local y hecha la inscripción en el Registro de la Propiedad, el nuevo propietario deberá hacer el pago del IVA -si el local es nuevo- o bien del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.