Descubre las claves para la tasación de una vivienda

Si estás pensando en vender tu casa, llegará un momento en que deberás fijar su precio. Y para conocer el valor real que puede tener el inmueble en el mercado, lo mejor es acudir a una tasación oficial. Igualmente, si lo que hacemos es comprarnos un piso y necesitamos financiarlo, tener la tasación es fundamental porque es la base sobre la que se calcula la hipoteca máxima que podremos conseguir por parte del banco.

 

A menudo hemos oído hablar de tasación, pero no siempre tenemos claro cuáles son las claves que determinarán el valor del inmueble que queremos vender o comprar.  En este artículo descubriremos algunos factores que hacen que el valor del piso sea uno u otro. Antes de nada, recordamos dos cosas: que la tasación la hace personal técnico calificado y adscrito a sociedades certificadas por el Banco de España; y que el valor tasado de un inmueble puede variar de un momento a otro, según cuál sea la oferta y demanda de inmuebles en una zona determinada. La tasación de un inmueble es válida durante 6 meses como máximo.

 

Así pues, los parámetros más importantes en el momento de hacer una tasación son, de un lado, los relacionados con la misma vivienda. Nos referimos a la superficie construida y útil, el estado de conservación, la calidad y los materiales usados y la iluminación o la eficiencia energética. Está claro que como más grande, más nuevo, con mejores materiales, con una buena orientación, luz natural y materiales aislantes y eficientes, la tasación del piso tendrá un valor mayor. De otro lado, hay claves para la tasación de la vivienda que están más relacionadas con el contexto. La más importante es la ubicación exacta del piso o casa. Y aquí -por ejemplo- es importante tener en cuenta que aún encontrarse en la zona más valorada de la ciudad, si el inmueble está en una calle con establecimientos de ocio nocturno, la tasación será menor. Disponer de ascensor, plaza de parking u otros servicios puede ayudar a obtener una buena valoración.

 

Finalmente, hay aspectos legales que la persona que hará la tasación también comprobará y que podemos prever, como las cargas administrativas, el valor del registro de la propiedad o la vigencia de la inspección técnica del edificio.