¿Cómo insonorizamos un local comercial?

El impacto acústico es uno de los aspectos que hemos de tener en cuenta a la hora de poner nuestro local en alquiler, o también si estamos buscando un local para instalar nuestra actividad al público. Cada comunidad autónoma y especialmente cada ayuntamiento tiene su normativa en el ámbito acústico y que fija los niveles máximos de ruido -decibelios- permitidos en cada tipo de local según la ubicación y la franja horaria por ejemplo. A nivel general, las normas locales dividen las ciudades en tres tipos de zonas según el máximo de decibelios permitidos: zonas sanitarias, de viviendas e industriales.

 

Así pues, de un lado tendremos las ordenanzas, y de la otra, necesitaremos un estudio que nos deberá hacer una empresa especializada y que dibujará un pronóstico del nivel de ruido que se podrá generar, lo que se conoce como el impacto acústico. Este informe detectará el grado de aislamiento necesario a partir de los acabados del local y la localización de los puntos de fuga de ruido.

 

Gracias al informe de impacto acústico descubriremos si realmente es necesario o no adoptar medidas para insonorizar. Y atención porque en muchas comunidades y municipios se exige un certificado de cumplimiento de la normativa antes de otorgar la licencia de actividad, con la sanción correspondiente si no se dispone de este documento. Hace falta haber previsto un presupuesto para este apartado, tanto para la elaboración del estudio como para posibles actuaciones. En el mercado hay diferentes opciones para aislar acústicamente un local comercial. El tipo de construcción o la orientación, si -por ejemplo- acogerá espectáculos o si está cerca de un hospital, son factores que nos ayudarán a decidir por una u otra. Las actuaciones más habituales son en las paredes y techo, paredes, ventanas u otros elementos como los suelos, las escaleras, los pilares o los bajantes. Y los materiales que se utilizan para aislar las paredes también son variados, como la espuma de poliuretano, la celulosa o la lana de roca. Unas soluciones que también son útiles en los techos, juntamente con las placas de absorción acústica.

 

Si tenemos la propiedad del local debemos tener presente que si lo insonorizamos tendrá una revalorización importante respecto locales parecidos de la misma zona y que no estén aislados. Además, con toda seguridad lo alquilaremos mucho más rápido que si no tenemos el apartado acústico bien resuelto.