Comprar un piso en Alicante: ¡claro que sí!

Desde siempre, Alicante ha sido una ciudad con muchos atractivos tanto por sus habitantes como para todos aquellos que se dejan seducir por sus puntos fuertes, como el Mediterráneo o su oferta cultural. Sea por su tamaño o por su situación, la verdad es que de unos años para acá Alicante está ganando posiciones en el ranking de ciudades donde vivir bien sin tener que pagar unos precios excesivamente elevados. Además, tanto la capital como las localidades próximas disponen de muchos pisos nuevos que se pueden adaptar a la gran mayoría de bolsillos e inversionistas.

Una ciudad grande, pero no una gran ciudad. Con sus 330.000 habitantes, Alicante tiene un tamaño perfecto para ofrecer un abanico de servicios innovadores y de calidad, y al mismo tiempo poder acceder de forma fácil y rápida. Al mismo tiempo, en sus barrios viven alicantinos de toda la vida y también nuevos vecinos, familias jóvenes y estudiantes. Un aumento de la población que ha hecho posible también el crecimiento urbanístico y que actualmente haya un parque de pisos disponible para quien quiera comprar. El casco antiguo, San Juan (tranquilo y muy cercano al centro), el Ensanche y la Albufereta son ejemplos de la diversidad de ambientes, que se adaptan al visitante y también a todo aquél que decida vivir en Alicante.

Una capital soleada y más accesible. En general, las viviendas en Alicante tienen un precio más asequible que en otras ciudades del País Valenciano. I en cambio, comparten uno de sus principales atractivos: el sol. Alicante puede presumir de tener un buen tiempo durante casi todo el año, con una temperatura media de 18 grados y con un invierno menos frío que en otras regiones de España.

Una ciudad llena de encanto. La playa es uno de los principales reclamos para todos aquellos que deciden comprarse un piso e ir a vivir a Alicante. Más allá del baño, el paseo y la playa son lugares perfectos para hacer deporte. Además, la ciudad cuenta con un puerto que promueve la práctica de la vela, uno de los deportes -juntamente con el golf- que más se asocian a Alicante. Una oferta cultural permanente completa el catálogo de actividades que le esperan a todo aquél que vaya a vivir a Alicante, sin olvidar la gastronomía: pescado, marisco y buenos productos, todo combinado en una misma ciudad.