¿Cuál es la altura ideal de la pantalla?

La posición de la cabeza cuando estamos delante del ordenador viene determinada por la altura en la que está colocada la pantalla. Una mala posición de la cabeza, especialmente si es continuada -se calcula que más de 4 horas diarias o 20 horas semanales-, se asocia a tensiones cervicales que pueden tener efectos negativos sobre la salud. Por lo tanto, es muy importante saber a qué altura debemos situar la pantalla para prevenir problemas de salud. ¿Pero cuál es la altura más adecuada?

La parte superior de la pantalla debe quedar situada al nivel de los ojos, o un poco por debajo, para evitar la inclinación excesiva y continuada de la cabeza. De esta forma, si tenemos que mirar la parte inferior de la pantalla, moveremos los ojos y no el cuello. Si cuando estamos delante del ordenador inclinamos la cabeza hacia atrás, el centro de gravedad se desplaza y obliga a la musculatura cervical a trabajar de forma continuada, cuando de hecho lo que nos interesa es trabajar con la mayor relajación posible. También se debe evitar una flexión de cuello superior a los 15 grados. Así pues, debemos colocar la pantalla a la altura de los ojos o ligeramente por debajo. De esta forma, el conjunto formado por la cabeza, el cuello y el tronco está alineado y la musculatura relajada. En caso de utilizar gafas progresivas, la pantalla debe colocarse lo más baja posible dentro del rango recomendable.

Pero, ¿cómo conseguir la altura ideal de la pantalla? Es muy sencillo: en el caso de un ordenador portátil, podemos ayudarnos de un soporte elevador de la pantalla, teniendo en cuenta que deberemos utilizar un teclado y un ratón externos. Si trabajamos con ordenador de sobremesa, para levantar la pantalla hay soportes ajustables pero también podemos utilizar elementos que nos eleven el monitor como paquetes de folios o libros.

Tener la pantalla del ordenador a una altura adecuada, junto con otras medidas relacionadas con la distancia, la posición de la espalda y las manos, puede evitar problemas de salud como los trastornos musculoesqueléticos; los más comunes son el dolor de cervicales o la inflamación de los tendones del hombro.

Iluminación Garaje

Cómo mejoramos la iluminación del garaje

Puede parecer un tema menor, pero en un parking comunitario o garaje, una iluminación adecuada es básica, sobre todo porque, bien iluminada, esta parte de la vivienda o edificio comercial nos aportará seguridad, comodidad e incluso rentabilidad. Mejorar la iluminación del garaje es sencillo. A Merosa somos expertos en el alquiler de espacios comerciales y sabemos lo importante que es tener una buena luz en el parking, ya que entre otras ventajas también aportará un plus de rentabilidad y atractivo frente a otras opciones del mercado.

De todas todas, tecnología led. Sin dudarlo, el sistema led es el más recomendado para iluminar los garajes, espacios habitualmente muy oscuros y poco concurridos. Este tipo de luces llegan al máximo rendimiento al instante de encenderse y no implican un pico de consumo. Al mismo tiempo, su consumo es siempre bajo, tiene una vida útil larga y es resistente, característica importante en zonas habitualmente con humedad, salpicaduras de agua y polvo. Otra ventaja de la tecnología led es que reduce el tiempo de sustitución de las bombillas, obtiene una mejor reproducción de los colores y provoca menos sombras.

En cuanto al color, como buscamos conseguir el tono lo más natural posible y tener el máximo de utilidad, lo mejor será una iluminación muy blanca. Y qué cantidad de luces tenemos que poner? Pues dependerá de la superficie del parking. Lo más habitual es colocar un punto de luz cada 2 metros formando una cuadrícula, de forma que todos los rincones queden bien iluminados y no haya puntos muertos de luz. También es recomendable instalar puntos de luz en los caminos principales a seguir y en elementos como columnas o rampas. Al mismo tiempo, sensores de movimiento y temporizadores, elementos fáciles de instalar y económicos, ayudarán a mejorar el consumo.

En definitiva, una buena iluminación en un parking comunitario o comercial aportará una sensación de limpieza, de comodidad para las personas que circulen, tanto a la hora de evitar accidentes como incidentes vinculados a la inseguridad; y también permitirá mantener un valor al alza de las plazas de aparcamiento en caso de alquiler o venta.

Documentos necesarios para el alta de luz y agua de un local comercial

Dar de alta los servicios es uno de los puntos a tener en cuenta a la hora de la adquisición y acondicionamiento de un local comercial. Aunque no es un asunto de demasiada complejidad, sí que en el momento de querer dar de alta la luz y el agua hay que prever una serie de trámites, pagos y plazos de espera. En este artículo explicamos cuáles son los pasos a seguir para que tengamos agua y luz en nuestro local comercial.

Para obtener tanto el alta del servicio de agua como el cambio de nombre hay que dirigirse a la compañía a la que el municipio haya otorgado la concesión, ya sea privada o pública. Para tramitar el alta se deberá presentar la escritura de propiedad o bien el contrato de alquiler, el NIF, el epígrafe del impuesto sobre actividades económicas, los datos bancarios y la certificación de titularidad de la cuenta.

En cuanto al suministro de luz, debemos tener la información sobre el tipo de instalación que tenemos, la potencia máxima y la que tendremos que contratar según las necesidades de nuestro negocio. En caso de que el local ya disponga de instalación eléctrica, los documentos para tramitar el cambio de nombre y que presentaremos a la empresa distribuidora serán la escritura de propiedad o contrato de alquiler, el NIF, el código CUPS -el código identificador de nuestra instalación- y los datos bancarios.

En el caso de un local nuevo en el que se debe dar de alta la luz o si bien ha sido dada de baja como ocurre a menudo, también hará falta presentar el Certificado de Instalación de Baja Tensión, conocido como boletín eléctrico, en el que se acredita que el sistema cumple los requisitos necesarios para el suministro de energía, las características, la potencia instalada y la potencia máxima permitida. También es importante saber que cuando damos de alta la luz habrá que pagar unas tasas por los derechos de extensión, acceso y enganche y que vienen estipuladas por el estado. A este pago será necesario añadir un depósito de garantía correspondiente a 50 horas de utilización de la potencia contratada. Todo ello se abonará en la primera factura.

¿Qué accesorios no pueden faltar en tu mesa de oficina?

Para favorecer el bienestar del equipo de trabajo de una oficina, es importante la distribución de los espacios, la decoración y la iluminación. Pero la organización de las mesas de trabajo también ayuda a tener cierto orden a la hora de desarrollar las tareas y también -por qué no- a dar una buena imagen de nuestra empresa. Debemos ser tolerantes con la forma que cada uno quiere organizar su mesa pero al mismo tiempo exigentes para garantizar un orden mínimo, y para conseguirlo hay una serie de accesorios para la mesa que nos ayudarán.

Aunque cada vez se usa menos material de oficina, especialmente papel, la verdad es que todavía es un recurso predominante y por lo tanto debemos prever una buena organización. Las bandejas o cajones de sobremesa nos pueden ayudar a clasificar los papeles según el punto del proceso administrativo en que se encuentran, como por ejemplo proyectos en marcha, correspondencia pendiente de abrir o notas de reuniones. El material de papelería lo podemos tener guardado en un cajón juntamente con libretas y objetos personales, o bien tenerlo en un organizador de sobremesa, todo dependerá de la periodicidad con la que lo usemos. Es recomendable tener a mano aquello que usamos más y el resto lo podemos tener en un cajón, especialmente en mesas que no disponen de mucho espacio.

Los portalápices son elementos que van estrechamente ligados a las mesas de oficina. No es necesario tenerlos siempre hasta el tope de bolígrafos de todos los colores y rotuladores de diferentes grosores. Pero sí que debemos tener aquellos que hemos de tener más a mano. Para el resto, como el material de oficina, podemos utilizar los clasificadores de la cajonera. E importante, por mucha bandeja y cajones que tengamos, debemos ser conscientes que no sirve de nada acumular todo de papeles que no necesitamos y por lo tanto, una papelera cerca será una buena aliada para poder conservar solamente aquello que nos interesa para trabajar, mientras que los papeles que ya no necesitemos en nuestro día a día los podemos colocar en archivadores. 

Finalmente, y aunque parezca un objeto anticuado, no nos podemos olvidar del calendario de sobremesa. Por mucho móvil y agenda en la nube que usemos, siempre habrá aquel momento que mientras estamos hablando por teléfono o con otro miembro del equipo deberemos consultar rápidamente una fecha de lanzamiento o de final de proyecto. Sí, el calendario también es un accesorio que no puede faltar en nuestra mesa de oficina.

Parking

Aparcar con seguridad en un parking

No todo el mundo siente tranquilidad cuando ha de dejar el coche en un lugar que no conoce, y esta sensación todavía se puede acentuar más si el lugar es un parking público. Este temor es completamente justificable, ya que el 20% de los delitos relacionados con coches tienen lugar al interior de los parkings. No es de extrañar, pues, que la seguridad sea una de las principales preocupaciones de las personas que estacionan el coche en parkings. Pero, ¿hay alguna forma de aparcar de forma segura? En este artículo os damos algunos tips para que dejar el coche en un aparcamiento público no sea una angustia y nos genere tranquilidad.

Puede parecer un consejo muy banal, pero si finalmente te incomoda dejar el coche en un lugar completamente desconocido cuando vas al teatro por ejemplo, una buena solución es ir antes, mirar cómo se llega y los accesos o salidas. No serás ni la primera ni la última personas que lo hace. Una vez dentro, intenta no aparcar el vehículo en una zona oscura y busca las partes mejor iluminadas, si puede ser que también haya coches colocados, y todavía mejor si está en una zona con presencia evidente de las cámaras de seguridad.

Ahora que ya tienes el coche aparcado, recuerda la recomendación nada gratuita de no dejar a la vista ningún objeto que llame la atención. Todo guardado en la guantera y el maletero -en este caso, si lo haces antes de entrar en el parking mucho mejor-. Si aun así, aun habiendo adoptado estas medidas, cuando vas a buscar el coche y notas que lo han forzado y entrada en el interior, ponlo enseguida en conocimiento del servicio de seguridad del parking y también a la policía. En caso de posibles reclamaciones, es importante tener toda la documentación que demuestre el periodo de tiempo ue has tenido el coche aparcado.

No podemos hacer nada para eliminar la sensación de inseguridad que a veces experimentamos mientras caminamos por el interior de un parking buscando nuestro coche. Pero lo podemos reducir con dos técnicas muy sencillas. La primera es descargándonos una aplicación -hay más de una- que nos permita localizar el coche rápidamente allá donde lo hemos dejado. La otra, siempre tener en la mano la llave por si en algún momento dado hemos de abrirlo, entrar en el coche y salir rápidamente del parking.

Shop

Claves para aumentar las vendas de tu local

¿Te has preguntado alguna vez por qué vas a comprar a una tienda y no a otra? Dejando de lado grandes superficies y plataformas de comercio electrónico, ¿cuáles son las razones que te empujan a volver a una tienda una y otra vez? Si dispones de un local con negocio propio, en este artículo te contaremos algunas claves para que tus clientes vuelvan, vengan nuevos compradores, y en consecuencia, para que aumentes las ventas.

El cliente al centro de todo. Es la máxima a seguir. Piensa siempre en aquello que le interesa y cómo le interesa. La relación cliente-vendedor se basa en la confianza, y solamente se consigue con la observación, la escucha activa y la empatía, términos básicos y recurrentes en el manual de gestión de negocios propios en locales comerciales. Observa sus movimientos, allí donde dedica más interés, qué artículo le capta la atención durante más tiempo. Escucha sus comentarios, dale conversación para conocer mejor a la persona que tienes en casa. Y entiéndela, ponte en su lugar para descubrir sus necesidades. Éste es el primer paso para conseguir una buena experiencia de compra y que se repita, y así incrementar las ventas.

Teniendo en cuenta que la clientela está en el centro de nuestro interés, debemos implicar a todo el equipo profesional en la misma finalidad y, al mismo tiempo, convertir el local en un espacio que mejore la experiencia de compra. Pequeños gestos son suficientes, como una iluminación idónea, escaparates renovados y una decoración trabajada, o bien cambios en la disposición del pequeño mobiliario, para conseguir dar un toque diferente en cada visita.

Una vez haya venido a comprar, hagamos que repita, y que vengan nuevos clientes. Podemos usar diferentes estrategias, según el tipo de negocio que tengamos. Nos puede ser útil crear una base de datos para mantener el contacto con la clientela, avanzarnos a sus necesidades con promociones, ventas privadas o felicitaciones de cumpleaños.

Pero hoy, cualquier negocio que quiera incrementar sus ventas debe de estar presente en el escaparate digital. Ya sea solamente en redes sociales o complementado con página web, la presencia digital nos permitirá estar muy cerca de nuestra clientela y darnos a conocer a posibles nuevos clientes y en consecuencia incrementar nuestras ventas. Ahora bien, debemos recordar que es muy importante tener una estrategia que nos ayude a decidir en qué redes sociales estaremos, qué tipo de contenido ofreceremos, la periodicidad y disponer de un presupuesto destinado a conseguir nuevos clientes para incrementar las ventas de nuestro local.

Ambient d'oficina

El espacio: elemento clave para motivar a los empleados

Por norma general, un empleado está en su lugar de trabajo durante un tercio de su jornada. Y es muy diferente desarrollar el trabajo en un lugar donde se está bien más que en un sitio donde no se está a gusto. Al fin y al cabo, un buen clima laboral favorece el bienestar del equipo de trabajo y en consecuencia facilita una mejor productividad.

Entre otros factores, un diseño de la oficina que sitúe a la persona trabajadora en el centro será clave para aumentar su motivación. En este post os damos algunos consejos para transformar vuestra oficina en un espacio donde el equipo de trabajo se sienta completamente motivado, una relación confirmada por organizaciones como la World Green Building Council, con presencia en más de 100 países.

Poner el empleado en el centro del diseño de la oficina significa que las divisiones de la oficina deben buscar la conectividad entre los y las miembros del equipo y al mismo tiempo respetar el trabajo individual. Más que paredes hasta el techo, las divisorias pueden ser los mismos muebles, mamparas o incluso plantas. Podemos distinguir tres tipos de espacio: la persona debe tener un punto de trabajo individual, donde se le respete la intimidad y tranquilidad; espacios para el encuentro casual, como una cafetería o una zona de descanso; y el espacio para el trabajo en equipo, a poder ser diferente de la sala de reuniones formal para la red de clientes.

Las oficinas luminosas son una forma de motivar a nuestro equipo de trabajo. La luz, y aún más la solar, aporta energía, y por eso recomendamos concebir el diseño de la oficina con espacios luminosos a partir del uso de materiales claros o translúcidos como el cristal, maderas blancas o mamparas. Si el local dispone de ventanas, deberemos disponer cerca los puntos de trabajo, y con más motivo si hay vistas a un entorno natural. Vas a favorecer el descanso y la recuperación de la concentración.

Una correcta gestión ambiental también aumentará la motivación del equipo de trabajo. En este caso, está demostrado que la mejora de la calidad del aire en espacios interiores se puede traducir en incrementos de la productividad de entre un 8 y un 11%. Además, el bienestar térmico también puede influir en la satisfacción con el entorno laboral. Finalmente, debemos tener presente que la oficina es el principal espacio corporativo de nuestro negocio y por lo tanto los colores y los elementos de decoración deben transmitir la personalidad de la empresa. No sólo comunicamos de cara a posibles clientes y proveedores sino que mejoraremos la vinculación afectiva con el equipo de trabajo.

Signatura documents

Documentos necesarios para la compraventa de un local

Una vez finalizada la búsqueda de un local comercial para nuestro negocio, llega el momento de preparar la documentación necesaria para la operación de compraventa. Nos referimos a una serie de trámites que debemos hacer y que culminan con la escritura que refleja la operación de adquisición del local. Hace falta mucha rigurosidad a la hora de comprobar que todo esté correcto porque algunos de estos documentos podrían revelar detalles que hasta aquel momento eran desconocidos y que podrían incluso parar la operación.

Como pasos previos a la escritura definitiva debemos tener en cuenta el haber solicitado a la parte vendedora una copia de la escritura notarial que demuestre que tiene la propiedad del local y donde aparezcan los datos relacionados con el Registro de la Propiedad. En el mismo Registro nos deberán haber proporcionado lo que se conoce como nota simple informativa del local, donde verificaremos que la propiedad está libre de deudas, embargos o cualquier otro tipo de carga. También deberemos comprobar que todos los pagos están al día y necesitaremos copia del último recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Cuando tengamos todos estos trámites superados, llegará el momento de acercarnos a una notaría -por ley solamente se puede hacer este trámite allí- para conseguir la escritura pública de la compraventa del local.

En la notaría nos podrán confeccionar la escritura pública a partir de ciertas informaciones y documentos totalmente imprescindibles. Una vez comprobadas la identidad, capacidad y legitimidad de las dos partes implicadas, el notario necesitará dos documentos: los datos catastrales del local y el certificado de eficiencia energética -contiene información sobre las características del local en referencia al ahorro de energía-. Por lo que hace a los impuestos y otras cargas es indispensable certificar que el pago del IBI está al día y que el inmueble está libre de deudas de comunidad o hipotecas. Si el local está en alquiler, también debemos certificar que la parte arrendataria no tenga preferencia para la adquisición. Además del precio de la compraventa y de los medios de pago, la escritura también recogerá una advertencia sobre las obligaciones fiscales que genera el local, como los impuestos o la plusvalía municipal.

Una vez hecha la escritura pública del local y hecha la inscripción en el Registro de la Propiedad, el nuevo propietario deberá hacer el pago del IVA -si el local es nuevo- o bien del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

Cómo debe ser el contrato de alquiler de un parking

Alquilar una plaza de aparcamiento, tanto si ostentamos la propiedad como si somos los arrendatarios, implica unas obligaciones legales y de procedimiento. Lo primero que debemos tener claro es si el parking se alquila de forma separada o conjunta de la vivienda. Si la plaza se alquila juntamente con un piso o casa, quedará todo incluido en el mismo contrato de alquiler. Pero en caso que el parking se alquile de forma independiente, se deberán pactar unas cláusulas básicas y hacer un contrato.

 

En el primer caso, en que el garaje se alquila como anexo a una vivienda, el alquiler se rige por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) y por las mismas condiciones que el contrato de arrendamiento. De hecho, la operación se haría como un anexo al contrato de alquiler de la vivienda. En el documento se pueden detallar las cantidades de alquiler del piso y el parking de forma separada o bien la cantidad total. En referencia a la situación, la plaza de garaje puede estar situada en el mismo edificio del inmueble o en otro distinto. Lo más importante es que las dos propiedades sean del mismo arrendador y que se puedan entender como vinculadas a la vivienda habitual.

 

En el caso que la plaza de aparcamiento se alquile a parte de la vivienda, se deberá consensuar un contrato exclusivo para este trámite y que incluya cláusulas como el precio, la duración o la fianza, además de aspectos relacionados con las normas de uso de la plaza. El precio que se fija por el contrato de alquiler de una plaza separada de la vivienda es libre, y se puede incluir -siempre que se informe al inquilino- la parte proporcional de los gastos de comunidad y el impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Al mismo tiempo, se puede pactar la variación de precio según la evolución del IPC. Si hablamos de la duración, en caso que no quede establecida en el contrato, se entenderá que es la misma que el período de pago -normalmente mensual- y no hay necesidad de avisar previamente a la hora de cancelar el contrato. Sobre la fianza, es habitual entregar un depósito para cubrir el mando a distancia que se devolverá a la finalización del contrato.

 

A nivel de impuestos, se debe tener en cuenta que mientras si en el primer caso no hay ningún impuesto que grave el alquiler del parking, en el caso de alquilar el aparcamiento independientemente de la vivienda, el precio está sujeto a IVA. Aunque sea un contrato entre particulares, el IVA debe figurar, y el propietario deberá darse de alta a Hacienda como retenedor y liquidarlo trimestralmente. Finalmente, el contrato puede incluir cláusulas referentes a la prohibición del realquiler, la responsabilidad sobre los daños o robos que pueda haber en el vehículo o al mantenimiento y limpieza de la plaza de parking.

Consejos para organizar correctamente una oficina

Los últimos años han venido marcados por una tendencia a las oficinas al máximo de abiertas, con las separaciones indispensables y espacios comunes generosos para favorecer la relación, creatividad y por tanto una mejor productividad de los trabajadores y trabajadoras. Mesas amplias y zonas compartidas han sido la tónica a la hora de organizar las oficinas. Ahora bien, la situación de pandemia que se vive desde principios del 2020 ha provocado un cambio en esta tendencia. De un lado, porque muchas oficinas se han medio vaciado en parte por el aumento del teletrabajo. Del otro, porque el espacio se ha tenido que adaptar a las medidas de protección de la salud de las personas que trabajan. Esto equivale al retorno a la parcelación de muchos puestos de trabajo y a un contacto muy reducido entre empleados. En cualquier caso, para que las personas se sientan seguras y a gusto, debemos prever una buena organización de la oficina. En este artículo repasamos algunos consejos para que el lugar de trabajo esté bien organizado y de una buena imagen de nuestro negocio.

Primero de todo, en la zona de la oficina debemos tener solamente aquello que realmente necesitamos. Empezando por el material de papelería y continuando por libros, objetos de decoración, aparatos que se han quedado anticuados o documentación innecesaria. De todo aquello que podamos prescindir, tenemos que deshacernos. Si no estamos acostumbrados a esta técnica al principio nos será difícil pero se trata solamente de una cuestión de práctica. Una vez hecha esta limpieza, de forma automática se nos generará espacio, tanto en los puestos de trabajo como en armarios y estanterías. Antes de llenarlos de nuevo, debemos pensar en cuál será la forma más óptima de colocar todo aquello que hemos decidido quedarnos. Se puede organizar por tipología y también es importante colocar lo que usamos más de forma más accesible.

Segundo consejo. Pedir al equipo de trabajo que aplique este método en su mesa: que encima de ella solamente haya aquello imprescindible y que el resto esté guardado en las cajoneras. En la cultura occidental una mesa bien ordenada es signo de profesionalidad. Rutinas como la limpieza semanal de papeles y materiales que ya no utilizamos pueden ayudar a mantener este orden.

La siguiente recomendación que hacemos para organizar la oficina es hacer el salto a la nube por lo que se refiere a la generación de documentación, expedientes y archivo. Además del ahorro en papel, también supondrá menos necesidad de archivadores y estanterías. Ahora bien, debemos evitar utilizar los servidores en la nube como contenedores donde se puede colocar todo. Tener un buen sistema documental será básico para localizar aquello que buscamos. Finalmente, vale la pena plantearse una reorganización de los puestos de trabajo y crear zonas en función de las tareas que se desarrollan. La personas del equipo que hacen las mismas funciones deberían estar en la misma zona, y así tener un contacto verbal rápido y efectivo.